Cosas que tienes que evitar si quieres vender en turismo


Hoy os indico unos pasos muy sencillos que deberíamos evitar hacer a la hora de vender servicios turísticos.

1) El Turismo no funciona como el resto de sectores. Estamos hablando del sector servicios. Hasta que no entendamos esto mal vamos. Seguramente si usted va a comprar bolígrafos hoy tendrán el mismo precio que mañana. A no ser, claro está, que sea la última librería de la zona y que una estampida de niños hayan decidido acabar con las existencias de material escolar, que entonces, con un poquito de sentido común del tendero, segurito que sube el precio. Pues igual pasa en turismo, lo que hoy vale 1 mañana puede valer 100, así por arte de magia, e incluso puede que valga 0.

2) Aprende a copiar. Como en el cole cuando te copiabas de tu compi y te faltaba poner su nombre y apellidos. Si te vas a copiar de una idea empresarial, una idea de venta, usa un poco tu originalidad y adaptalo a lo que tu vendes.

3) ¡¡¡FOTOS, FOTOS, FOTOS!! Así, como mayúsculas. Volvemos a hablar de productos intangibles. Por favor, por lo que más queráis, un poco de cuidado con las fotos del negocio en la Red así cómo la del material impreso. De los folletos ya hablaré otro día, porque son para llorar. Cualquier marketero y/o experto en turismo saldría corriendo al ver cómo hay empresas que ellas mismas son capaces de echarse piedras en su tejado con las imágenes que muestran. Por favor (y ya va el segundo por favor), si ponemos una fotografía de una chimenea que este encendida y no sean sólo cenizas, puertas abiertas (no con la cortinita de macarrones!), platos con comida, árboles y flores en primavera, también el otoño puede ser bonito, pero si tu cortijo está en una zona poco verde no aproveches para hacer las fotos en verano a la “naturaleza muerta”, porque esto no es un “bodegón”.

4) Vender todo el rato. O por lo menos que sea tan palpable. Vender tienes que vender porque para eso has creado un producto turístico, pero esto no es el “camión del tapicero” y no se trata de estar en facebook publicando la misma oferta plana, mañana, tarde y noche. ¡No! Que la gente acudimos a las redes sociales por ocio y diversión, a veces en plan profesional pero no es un mercadillo que gana el que más grite y más a menudo diga lo estupendo que es.

En Turismo, lo que ideal es que los demás digas que somos buenos, no nosotros.

facebook-turismo

5) Llevar una estrategia online sin tener estrategia de marketing offline. ¿Qué vendemos? ¿Quiénes son nuestros clientes? Una vez me dijo un empresario, que le valía cualquier cliente, que el que se gastara el dinero en su negocio ese era su cliente. Por favor, y este ya por última vez, empecemos con un Plan de Empresa, unas estrategias, un lápiz y un papel, para aquellos que todavía se niegan o no saber lo que es “la nube”, pero poned por escrito; quiénes sois como empresa, qué queréis conseguir y qué estáis dispuestos a sacrificar.

 

Anuncios