¿Para qué sirve un Agente de Viajes?


Hace unos días leía el siguiente artículo de Hosteltur, que me animó a escribir este post que ahora os muestro. (Pincha aquí).

La figura del agente de viajes tradicional, ese que se sabía de memoria todas las siglas de los aeropuertos y ciudades en AMADEUS, aquel que usaba este programa tipo MS-DOS (que nos sonará sólo a los que tenemos ya unos añitos), una pantalla en negro donde veías vuelos y sus conexiones. Era como un código secreto. El que quería viajar tenía que acudir a la agencia, para que esa persona que trabajaba en la oficina tecleara esos códigos mágicos que le dieran acceso al vuelo de sus sueños.

Mundo

Eso señores, ha cambiado. Lo último que acude un cliente a una agencia es para un vuelo, a no ser que sea uno de esos vuelos complicados, con escalas imposibles, que entonces sí acudes a la Agencia, pero mostrando al pobre agente que lo has visto más barato en Internet. Entonces, a mi, en ese momento, me surgía esa pregunta, ¿y si lo has visto más barato en Internet por qué no lo ha comprado? pregunta claro está, se quedaba en mis adentros.

Siguiendo este hilo, te aconsejo que mires mi post anterior.

Así, en definitiva, un agente de viajes sirve para ahorrarte muchos, pero que muchos “marrones” y yo ya por eso, pago lo que haga falta 😉

  • Cambiar un vuelo en una compañía de bajo coste
  • Modificar una reserva con una tarifa no reembolsable

  • Hacerte un presupuesto con los mejores hoteles para alojarte

  • Comprar un billete de avión con unas conexiones imposibles

  • Asesorarte de los trámites legales para entrar a cualquier país

  • Así como todo aquello que se te ocurra. Esto es lo bueno (y lo malo) de un agente de viajes, y es que su trabajo rara vez es monótomo.

Por lo tanto, no lo dudéis, preguntad a un agente de viajes, os puede ahorrar tiempo y os dará la mejor opción para lo que estáis buscando. Además, de la tranquilidad de ante cualquier problema, hacer una llamada telefónica y solventar todos tus problemas.

Cosas que tienes que evitar si quieres vender en turismo


Hoy os indico unos pasos muy sencillos que deberíamos evitar hacer a la hora de vender servicios turísticos.

1) El Turismo no funciona como el resto de sectores. Estamos hablando del sector servicios. Hasta que no entendamos esto mal vamos. Seguramente si usted va a comprar bolígrafos hoy tendrán el mismo precio que mañana. A no ser, claro está, que sea la última librería de la zona y que una estampida de niños hayan decidido acabar con las existencias de material escolar, que entonces, con un poquito de sentido común del tendero, segurito que sube el precio. Pues igual pasa en turismo, lo que hoy vale 1 mañana puede valer 100, así por arte de magia, e incluso puede que valga 0.

2) Aprende a copiar. Como en el cole cuando te copiabas de tu compi y te faltaba poner su nombre y apellidos. Si te vas a copiar de una idea empresarial, una idea de venta, usa un poco tu originalidad y adaptalo a lo que tu vendes.

3) ¡¡¡FOTOS, FOTOS, FOTOS!! Así, como mayúsculas. Volvemos a hablar de productos intangibles. Por favor, por lo que más queráis, un poco de cuidado con las fotos del negocio en la Red así cómo la del material impreso. De los folletos ya hablaré otro día, porque son para llorar. Cualquier marketero y/o experto en turismo saldría corriendo al ver cómo hay empresas que ellas mismas son capaces de echarse piedras en su tejado con las imágenes que muestran. Por favor (y ya va el segundo por favor), si ponemos una fotografía de una chimenea que este encendida y no sean sólo cenizas, puertas abiertas (no con la cortinita de macarrones!), platos con comida, árboles y flores en primavera, también el otoño puede ser bonito, pero si tu cortijo está en una zona poco verde no aproveches para hacer las fotos en verano a la “naturaleza muerta”, porque esto no es un “bodegón”.

4) Vender todo el rato. O por lo menos que sea tan palpable. Vender tienes que vender porque para eso has creado un producto turístico, pero esto no es el “camión del tapicero” y no se trata de estar en facebook publicando la misma oferta plana, mañana, tarde y noche. ¡No! Que la gente acudimos a las redes sociales por ocio y diversión, a veces en plan profesional pero no es un mercadillo que gana el que más grite y más a menudo diga lo estupendo que es.

En Turismo, lo que ideal es que los demás digas que somos buenos, no nosotros.

facebook-turismo

5) Llevar una estrategia online sin tener estrategia de marketing offline. ¿Qué vendemos? ¿Quiénes son nuestros clientes? Una vez me dijo un empresario, que le valía cualquier cliente, que el que se gastara el dinero en su negocio ese era su cliente. Por favor, y este ya por última vez, empecemos con un Plan de Empresa, unas estrategias, un lápiz y un papel, para aquellos que todavía se niegan o no saber lo que es “la nube”, pero poned por escrito; quiénes sois como empresa, qué queréis conseguir y qué estáis dispuestos a sacrificar.

 

A la pelea por el mejor precio


Conozco familias que el simple hecho de preparar sus vacaciones les genera un estado de tensión que es digno de estudiar. Y todo esto esto es por alcanzar el mejor precio posible. En época estival tenemos la televisión llena de anuncios que te dicen que “no seas tonto” y que si buscas, encontraras el mejor precio.

Así que buscar un viaje, incluso una noche en un hotel, se ha convertido en un trabajo casi de chinos. Por un lado, hacemos una búsqueda de los hoteles del lugar, nos vamos al gigante de los hoteles, a nuestro amigo “Booking” que es evidente que si existes tienes que estar en esa mayorista online, sino, es que no eres nadie. Por otro lado, abrimos la página del hotel, por si tienen una oferta mejor y para comparar fotografías (pero si son las mismas que en Booking!). Abrimos otra pestaña para ver qué se opina del lugar en comunidades virtuales, aquí TripAdvisor se lleva la palma. Así que te pones como loco a leer todo lo que del hotel se dice, y te vuelves cada vez más loco cuando te das cuenta que un mismo hotel es amado por unos y odiado por otros,… (Para saber más pincha aquí). Paralelamente accedes a mayoristas, metabuscadores de viajes, que te comparan todo. Y allí estás tú, que te vas 24 horas fuera de tu casa e inviertes cuatro en buscar un hotel. Y esto con suerte, que tengas ya el destino elegido, porque sino amigos, esto ya si que sería un sumar de horas.

trivago

Todo el mundo está muy viajado, es una frase que los turistas dicen mucho “yo he estado en muchos lugares y esto es la primera vez que me pasa”. “¿En serio señora que es la primera vez que le piden la tarjeta de crédito para formalizar una reserva?” “En serio, que no sabe que una habitación doble tiene sólo dos camas y que no puede meter a sus hijos de 2 y 4 años por el mismo precio”. “En serio, pero de verdad, muy en serio, que es la primera vez que le cobran por dejar el coche en el parking del hotel”.  Pero claro, “estamos muy viajados” ;).

Antes, en los orígenes del turismo, el viajar era cultura, era abrirte la mente, era signo de estatus y por lo tanto de educación. Ahora en ocasiones, lo dudo mucho.

Pero por favor, no olvidemos el verdadero origen de la palabra “viajar“. Viajar para liberar tensiones, para descansar, para salir de fiesta, para estar en familia, para aprender, para recuperar la pasión perdida, para conocerte a ti mismo, para valorar lo importante de la vida.

Ahora te toca a ti si decides vivir una experiencia o decides tener el viaje más barato. ¿Qué por qué no se pueden unir ambas? Créeme, se puede pero te llevará horas comprobarlo.

¿Qué es para ti una experiencia turística?


Últimamente está más de moda que nunca el término “experiencia”. Ya no hacemos turismo, ya no visitamos lugares, ya no comemos un plato nuevo, ahora lo que hacemos es vivir una experiencia. Pero, ¿eso no es lo que hacíamos antes?.

Ahora queremos ser viajeros, contadle a los demás que mis vacaciones han sido diferentes, porque señores, lo he conseguido, he tenido una gran experiencia turística. Y de acuerdo con esto salen empresas por todos lados que se comprometen a venderte una experiencia. Lo que sea, porque claro, cualquier cosa es una experiencia. Desde ir a echarle de comer a las palomas a comer un plato de fabada hecho por la abuela de la “asturiana”.

Lo que está claro es que ya no vamos a un hotel para dormir en una cama, que para eso ya tengo una en mi casa, vamos a un hotel para que nos sorprendan. Todo el rato. Gran reto el que tienen ahora los hoteleros para adaptarse a estos exigentes turistas. Y, claro está, una vez que me han sorprendido la siguiente vez querré más y así mil veces más.

respirar

Entonces, ¿Qué significa para mi tener una experiencia turística?

 

1) Lo primero, es que mis expectativas se vean cumplidas. Para lo bueno, evidentemente. Sino, mal empezamos.

2) Es un trato humano. El turismo son personas, y éstas harán de tu viaje un momento más especial. Por lo tanto, habrá que invertir en buenos profesionales y cuidarlos, cuidarlos mucho para que no se vayan.

3) Es alejarme del turismo de masas y descubrir lo genuino del lugar. Es volver a ser un viajero. Difícil, muy difícil en la era de la globalización. Hacer turismo, siempre te cambia, y te cambia para mejor.

4) Sorprenderme. Antes hablaba de satisfacer las expectativas, y ahora hablo de algo más. Sólo superando las expectativas conseguiremos fidelizar a un cliente. Aquí los detalles marcan la diferencia. Mi consejo: Invierte en detalles, invierte en personas y ponle mucho, pero que mucho corazón a todo.

5) Una experiencia es un sentimiento. Es una forma de ver la vida. Una forma de vivir. Por lo tanto, experiencias habrá miles, ¡millones diría yo! Dependerá de la persona y de lo que nos haga.

¿Y para ti ?¿A qué llamas experiencia turística?

HACIENDO LA PELOTA A LOS CLIENTES DE BOOKING


Cuánto más conozco las estrategias de ciertos hoteleros más me planteo hacía dónde va esto del turismo.

A día de hoy, un cliente con una reserva con la agencia de viajes online de Booking.com, es un cliente VIP en muchos establecimientos. Así porque sí, bueno, porque sí no, sino porque el cliente de booking tiene un “poder enorme”, que es el poder de la palabra en Internet, entendiendo con estas comillas la más total de las ironías. Cosa inaudita donde las haya, porque al parecer este cliente es el único que puede criticarnos o cambiar nuestra reputación online, y yo me planteo:¿nadie ha oído hablar de TripAdvisor?

puntuación booking

Hace un tiempo teníamos al cliente de Viajes El Corte Inglés que también era VIP, por eso de ser una agencia con gran poder con los hoteles e incluso se hablaba de la palabra calidad. Pero ahora parece que sólo los que opinan en Booking son el tipo de clientes que tenemos que mimar. El hecho de que Booking mande un email al cliente para pedir su opinión tras su estancia incentiva a éste para dar su opinión en una breve encuesta. ¡Cómo si fuera ésta la única forma de opinar!

¿Qué pasa si yo hago una reserva a través de cualquier otra mayorista y tengo un millón de seguidores en Twitter? ¿Qué pasa si lo que tengo es un Blog de Viajes? ¿Y si soy un fanático de las comunidades de viajes virtuales? Pues que seguramente nadie me pondrá atenciones en la habitación ni me hará la pelota.

Ya hablaba en otro post que el cliente no siempre tiene la razón, por eso no debemos entrar en el juego de “o me haces esto o te pongo un comentario negativo”. Socialmente hablando, este individuo, el de “a ver si me hacen un descuento o me sale gratis el parking” , daría para escribir una tesis doctoral. A mí lo que me parece peor es que el establecimiento en cuestión le siga el juego a este cliente, que seguramente no tenía ni pensado volver. Y, el colmo de todo, es que jueguen con el precario empleo de muchos trabajadores del sector turístico, los cuáles en más de un 90% de los casos no son responsables de las quejas de un cliente, pero que amenazan a éste, sí amenazar, porque jugar con el pan de un trabajador es amenazar, ante el miedo de una crítica dirigida al nombre en concreto de un trabajador. Algo, que esos que están muchas veces en la cúpula de la dirección no sabrán entender. Si te estas preguntando qué debemos hacer para conseguir una reputación online, pincha aquí.

Mientras sigamos pensando que nuestra reputación es sólo cosa de una empresa que tiene más o menos peso en la venta de nuestro producto, mal vamos. Con lo poco que le gusta al cliente nacional poner una hoja de reclamaciones y lo que disfruta dando voces en la recepción, aun cuando el problema está más que resuelto. Ay,… ¡menos mal que estamos de vacaciones! 😉

Feliz semana y felices vacaciones,

Comparativa Tripadvisor Booking

 

10 Estrategias para mejorar tu Reputación Online


En el anterior post, ya hablábamos de qué es la reputación online. Para aprender unos sencillos pasos para mejorar nuestra imagen Web, os dejo algunas ideas. 😉

Diversos estudios recientes confirman que los empresarios hoteleros no siguen ninguna estrategia para dirigir su reputación online en TripAdvisor (O’Conner, 2010). Son todavía gran parte el número de establecimientos hoteleros que no responden a las críticas vertidas en web como las nombradas, no dándoles la importancia necesaria. No obstante, según señala TripAdvisor, el 81% de las reseñas de los establecimientos son positivas, queriendo de esta manera no alarmar a la industria turística.

Mundo

Las experiencias previas de otras personas, de este modo, generan expectativas respecto a la calidad del servicio que se extrae de los comentarios publicados en las diferentes Webs.

 

Así pues, ¿Qué podemos hacer para controlar nuestra imagen en la Red?

CONSEJOS SENCILLOS PARA PYMES TURÍSTICAS

1)     Crea alertas en Google (Google Alerts) para estar informado de lo que se publique en la red sobre tu marca. Sólo necesitarás tener una cuenta de Gmail.

2)     Contesta tus comentarios en TripAdvisor. Tanto las opiniones negativas como las positivas. No copies una misma carta para todos. Los comentarios son públicos y los verán todos los usuarios.

3)     Revisa la información que hay de tu empresa en los principales canales oficiales de turismo; Turespaña, Institutos autonómicos y provinciales, asociaciones,  Ayuntamientos,… Es gratuita y te sorprenderá de los errores que puede haber al respecto.

4)     Haz fotografías de calidad de tu empresa, tu entorno y en general de todo lo que le pueda dar valor a tu marca. Nombra tus imágenes e inserta tu logo siempre. Pulsa aquí para ver una manera muy sencilla de hacerlo.

5)     Asegúrate que tienes una Web amigable, que permite que los usuarios accedan a tu contenido desde el móvil.

6)     Acude a donde estén tus seguidores; foros, comunidades, debates,… Saber qué se habla sobre el sector será fundamental para tu estrategia de marca.

7)     Anima a tus clientes a que compartan sus experiencias. Tras los Óscar está muy de moda los “selfies” (autofotos). Concursos con tus productos, imágenes de vacaciones en familia, pareja,… ¡a inventar se ha dicho!

8)     Presume de lo que sabes hacer mejor, ¿tienes una casa rural en un enclave privilegiado? ¿ofreces actividades de turismo activo en el mar? ¿eres el mejor en la personalización de tus servicios?… ¡comparte experiencias! Para ello crear un blog con post frecuentes te ayudará a generar contenido.

9)     Y si no puedes con todo lo que te acabo de contar. Contrata a un Community Manager, solo por unas  horas a la semana o por un servicio concreto. Está demostrado que el retorno de la inversión es más que un hecho.

10) En definitiva, hazlo bien en el mundo offline y tus resultados se reflejarán en el online.

Para saber más sobre el tema, os aconsejo que les echéis un vistazo a algunos de mis post publicados en el Blog de Andalucía Lab.

– Trabajando en nuestra comunicación de viajeros.

¿Qué sabemos sobre las comunidades virtuales de viajeros?

WEb

Qué es tener reputación online,… that’s the question!


 

Hoy en día es una obligación para las empresas turísticas el conocer y administrar su reputación online. La reputación online es el prestigio de una marca en Internet, por las características del ciberespacio, las empresas no tienen el control absoluto de su reputación, ya que los medios digitales permiten que cualquier usuario comparta sus experiencias y opiniones sobre los servicios y productos de una forma rápida y que esté disponible ante todo el mundo en cuestión de segundos.

Debido a esto, es indispensable que toda empresa haga monitoreo de su reputación online, pero sobre todo esta actividad es de vital importancia para las empresas de la industria turística que se ven tan influenciada por las opiniones de millones de viajeros.

Teclado

Las comunidades de viajes online influyen en la decisión del proceso de compra, publicando problemas o sugerencias ocurridas durante el viaje, influyendo de esta manera con sus opiniones (positivas o negativas) en la reputación online de destinos y empresas turísticas.

Así mismo, Internet y en particular los blogs son superficies que podrían facilitar nuevas herramientas para el estudio de la imagen percibida de los destinos y las empresas turísticas. Estos canales no tienen barreras para el acceso a la información y pueden abrir un abanico de nuevas perspectivas y posibilidades para la promoción.

Por lo tanto, los turistas se convierten en co-vendedores, co-diseñadores, co-productores y compañeros de los consumidores de viajes y experiencias de turismo.

 

Así pues, el WOM (Word-of-mouth) ha resultado ser uno de las más importantes fuentes de información a la hora de planear un viaje, necesitando por parte del consumidor de la Web ver principalmente independencia de la fuente que escribe el mensaje. Hablamos del tradicional “boca a boca” o “boca- oreja”, es decir, cuando vuelves de vacaciones y le cuentas a tu madre qué tal la experiencia. Pues ahora, ha surgido otro término relacionado con la reputación online, y es el e-WOM (electronic Word-of-Mouth), que consiste que en vez
de decírselo a tu madre lo publicas en una Web especializada. 🙂

WOM

Por lo tanto, la reputación para una marca es fundamental para su estrategia de venta. Que ésta sea “buena” o “mala” dependerá de cómo se nos dé esto de gestionar qué es lo que dicen de nosotros. Imaginaos si siempre ha sido difícil controlar lo que se decía de ti, pensad ahora en el mundo virtual y ya las dimensiones se nos van de las manos.

Pero este tema ya lo dejaré para un siguiente post.

Buen viaje 😉

El cliente (NO) siempre tiene la razón,…


Desde que empecé mi investigación para mi Trabajo Fin de Máster, he estado escribiendo y reflexionando sobre la reputación online de las empresas turísticas, y cómo éstas deberían gestionar su papel en la Red.

Hace unas semanas me ocurrió un caso sobre el papel que juegan los clientes en la imagen de una empresa, y cómo éstos, en cuestión de segundos, pueden echar por tierra la reputación de un negocio, aun cuando los comentarios no son reales. ¿Qué pasa con estos clientes? ¿Cómo podemos demostrar que un hecho no es tan cuál un cliente lo describe? ¿Cómo tangibilizamos la experiencia turística? No todo se puede demostrar. Si un turista asegura que un servicio era deficiente, si quiere “exagerar” cualquier mínimo contratiempo para, a sabiendas que tiene el poder, intentar conseguir la devolución del dinero,… ¿qué debemos hacer? ¿Hasta dónde vamos a llegar?

Hace ya años, que existían esos clientes que llegaban a un establecimiento turístico ansiosos de encontrar cualquier defecto para exigir la devolución de su dinero, conseguir cualquier servicio gratuito, etc,… con el chantaje de que sino era así podrían poner una hoja de reclamaciones,… ¿Y ahora qué? En cuestión de segundos lo pueden publicar en multitud de comunidades virtuales de viajeros. Ya se están dando muchos casos de clientes que intentan chantajear al establecimiento. Evidentemente, no se debe caer en el juego e intentar compensar las críticas negativas con las positivas. El problema principal reside cuando es una empresa joven o cuando la crítica va dirigida a una persona en concreto con el objetivo único de conseguir su “recompensa”. ¿Qué ocurre en este caso cuando una crítica aparece con nombre (y apellidos) en un portal turístico?

La actual sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea permite que ciertos comentarios “inadecuados, no pertinentes,…” puedan ser solicitados para su eliminación por parte de los principales buscadores. Google, ya te permite solicitarlo a través de este formulario.

Personalmente considero que se trata de un tema “educacional”, al turista hay que educarlo, y ocurre como con los niños cuando los malcriamos o les permitimos todo para evitar que lloren. Que el cliente esté “más viajado” o más experimentado, no nos quiere decir que sepa entender determinadas situaciones. Por favor, no confundamos servicio con servilismo, no es igual, y ni tan siquiera se parece.

Y no, el cliente no siempre tiene la razón por mucho que desde los comienzos del marketing alguien se haya empeñado en decírnoslo una y mil veces.

ReputaciónOnline

 

¿Qué necesita el Turismo Rural en Andalucía?


En una zona como Andalucía donde tenemos una media de 2.800 horas de sol al año, el despegue del turismo de interior ha sido más lento que en otras zonas de España, por eso mismo, por el sol y la playa, por el perfil de un turista (extranjero la mayoría de las ocasiones) que busca lo que en su país no tiene.

Andalucía está bajo el amparo del turismo de sol y playa, de chanclas y chiringuito, de tópicos y de cultura, y entonces, ¿qué hacemos con todos esos bonitos lugares del interior?

Aquel que dijera que Andalucía no es  “verde” se equivocaba, Andalucía cuenta actualmente con 165 Espacios Naturales Protegidos lo que supone más del 20% de la superficie de Andalucía y del orden del 30% del total de la superficie protegida del Estado español. Entonces, parece evidente que el Turismo Rural en Andalucía tiene mucho que decir, ¿no creéis?

Cortijo Bastia_PNBaza Pequeñas propuestas para mejorar el turismo de interior en Andalucía:

1)      Profesionalización. La importancia de la profesionalización en el sector servicios es fundamental. Parece que un “montar” un alojamiento rural es la tarea más sencilla del mundo. Es por qué no decirlo el sueño de muchos, retirarse de la ciudad e irse al campo a reformar una casa rural y obtener clientes por ello. Pensamos que los clientes vienen solos, y lo que no sabemos es que igual que vienen se van. Sin ni tan siquiera estudiar cómo vinieron y lo más importante, por qué no vuelven. Rodéate de gente preparada y llena de entusiasmo.

2)      Lucha constante entre zonas cercanas. La competencia siempre me ha parecido una pieza fundamental del libre mercado, pero en el turismo rural donde la mayoría son pequeñas empresas, pelear por el mismo trozo del pastel a veces no es lo más adecuado. Vendemos un destino o quizás una experiencia. Pero trabajar por el turismo supone crear sinergias y colaboraciones entre todos. No compitas con tu vecino, únete a él y así haréis más fuerza.

3)      Referentes en España en Turismo Rural; Asturias y Galicia, por su fisonomía y por su trayectoria ha desarrollado un turismo rural de una excelente calidad que son un referente a nivel nacional. Aprender de los que lo hacen bien. No vamos a inventar la fórmula de la “Coca-Cola” entre otras cosas, porque ya está inventada, pero sí que podemos ver qué hacen bien los demás y tomar ideas.

4)      Creatividad. Es la palabra por excelencia. Tan fácil de decir y tan difícil de poner en práctica. Si la creatividad no te viene así porque sí,  procura hacer cosas como; leer sobre proyectos turísticos, viajar, ver programas relacionados con el turismo,… A mi me funciona, quién sabe si a ti también.

5)      Pon cariño en todo lo que hagas. Que se note que pones pasión en tu alojamiento;  prepara un pequeño folleto con información de qué hacer en tu destino, si lo escribes a mano te ganarás a más de uno, una flor junto a la cama, madera en la chimenea preparada para encenderla, un bizcocho de bienvenida,  jabón casero en el aseo, una pequeña botellita de aceite de oliva para la despedida,… Utiliza la empatía para ponerte en la piel del cliente y piensa qué te gustaría a ti. Pero ojo, recuerda que no todos somos iguales y que habrá turistas que no les guste lo que a ti, es normal. Pregúntales, ¡conversa con ellos!

6)      Cultura empresarial. Céntrate en algo, es la regla básica de cualquier plan de negocio. Si le “tiras” a todo lo mismo no pescarás nada pero, si usas el anzuelo adecuado es más fácil que la cesta se vaya llenando poquito a poco.

7)      Piensa en pequeños detalles como felicitar a un cliente por un cumpleaños, regalarle una mermelada casera que durante su estancia siempre ha pedido, …

8)      No puedes con todo, contrata los servicios de un profesional. No te saldrá nada caro si lo comparas con el retorno de la inversión. Existe cantidad de gente súper formada con ganas de ayudar a un negocio como el tuyo. Contrata a un community manager, tu empresa te lo agradecerá. No te vuelvas loco con las redes sociales. No puedes estar en todas, ni todas funcionan igual, sino vas a poder gestionarlas todas, mejor no abras perfiles en todos sitios. Cada una tiene su forma de comunicarse y sus propias normas.

9)      Acude a profesionales como los de Andalucía Lab. Te darán información, asesoramiento y te aconsejarán sobre las mejores estrategias para tu negocio.

10)   No pasa nada por equivocarte, los errores son la mejor forma de aprender. Caer es fácil, lo difícil es tener el coraje para levantarte y seguir luchando.

Feliz viaje,

Qué hacer en Semana Santa en Granada a bajo precio


Empezar un blog cuando empiezan las vacaciones de Semana Santa me hace plantearme la siguiente cuestión viajera, ¿qué quiere la gente en estas fechas? ¿Qué le gustaría conocer?,… y lo más importante, ¿se puede ser turista a bajo precio y disfrutar de la experiencia? Mi respuesta es un Sí absoluto.

Por eso, te propongo 6 opciones para disfrutar de unos días de vacaciones gastando muy poquito (o mucho, ya lo que tú prefieras). Eso sí, tendrás que residir en la provincia de Granada, cerquita,  o estar de visita, porque si no a lo de “low cost” habrá que sumarle el transporte hasta aquí. Pero ten por seguro que habrá merecido la pena.

He seleccionado 6 rincones muchos de ellos desconocidos del Norte de la provincia de Granada, que quizás sea la zona menos visitada. Son esos sitios a los que no te cansarías de fotografiar y “dar envidia” en tus redes sociales. Son lugares para respirar con un turismo auténtico.

1)      Turista mochilero. El Parque Nacional de Sierra Nevada cautiva por su majestuosidad y su dureza. Hay un lugar en el que esa grandeza se hace casi mayor, es la cara norte, al otro lado de la estación de esquí, lejos del bullicio pero a un paso de las principales vías de comunicación. Desde el Marquesado del Zenete divisarás lugares mágicos que tienen como fondo de postal la forma singular de este parque nacional; Puerto de La Ragua, rutas de senderismo desde Jérez del Marquesado, la ruta de los Molinos (Lanteira), las Minas de Alquife, el Castillo de La Calahorra, …

Castillo-Calahorra

2)      Turista comilón: Sí, esa persona que es capaz de hacer 300km tan sólo para comer  una buena chuleta. En el norte de la provincia de Granada tendrás cientos de lugares, pero ahora te recomiendo uno: La Vaca en Llamas, en Jérez del Marquesado. Una carne a la piedra que querrás no terminar nunca. Y lo mejor, tu bolsillo quedará la mar de feliz.

Otra debilidad gastronómica más al norte, el cordero segureño,…delicioso,….

3)      Turista curioso. Viajar a donde empezó todo, a los orígenes del hombre. No dejes de visitar los yacimientos arqueológicos de Orce (el primer homínido de Europa) y Galera (“El Castellón Alto”). En Baza una joven de alta alcurnia nos espera sedente en su trono con alas, es “La Dama de Baza”, una escultura ibérica del siglo I.V a.C que os hablará de La Bastetania. Ciudades monumentales como Guadix (con su impresionante Catedral), Baza y/o Huéscar son lugares que no deberías perderte.

altiplano-600x498

4)      Turista acuático. Qué mejor manera para refrescarse que un chapuzón en el interior de la tierra, todos ellos con propiedades mineromedicionales.   En el norte de la provincia de Granada encontrarás lugares que te invitaran al mejor de los descansos; Balneario de Zújar, Balneario de Graena, Balneario de Alicún de las Torres.

Balneario-Zújar

5)      Turista explorador.  Existe en la provincia un Parque Natural que está por descubrir pero que no dejará indiferente al viajero. Una Sierra donde el hombre se refugió durante el siglo pasado y que conserva lugares dignos de postal, estoy hablando del Parque Natural de la Sierra de Baza. No dejes de visitar Los Prados del Rey, el Calar de Santa Bárbara, el Pozo de la Nieve, el  Cortijo Narváez o las decenas de Miradores y poblados existentes.

nieve-sierra-Baza

6)      Turista romántico: Recorrer el precioso pueblo de Castril, perderse entre sus callejuelas y bajar a su pasarela colgante sobre el río; el Paseo de la Voz Dormida te enamorará,…

Río-castril

¿Y qué mejor plan para acabar el día que un bonito atardecer en el Embalse del Negratín?  ¡No te lo puedes perder!

atardecer-embalse-negratín

Seguro que me he dejado muchos otros lugares por contar, ¿te animas a recomendar alguno para esta Semana Santa?

Bienvenido a mi nuevo blog, un placer tenerte ahí.

Feliz viaje.