Haciendo Marketing Colaborativo


Hay ocasiones que el grupo, el entorno, la forma y sobretodo, el fondo, se unen para dejarte desarrollar una buena experiencia docente.

Si antes me gustaba mi trabajo, después de estas últimas semanas, ya no me gusta, me apasiona.

Poder organizar mis clases invitando a ex-compañeros y/o grandes amigos, ha sido uno de los aspectos que creo más han enriquecido la acción formativa.

La primera que estuvo fue Yolanda Magán, ex-alumna, ex-compañera del Máster en Dirección de Empresa turística y, ante todo, amiga. Gracias por enseñarnos qué supone el Trogloditismo en la comarca y lo que necesitamos para mejorar. Por aceptar mi invitación desde el primer momento. Porque volvamos a coincidir mil veces más.

Trogloditismo

Elisa Robles, responsable de reservas, y compañera de fatigas. Hacerte una encerrona y traerte a Guadix como el que viene a hacer turismo. Entender cómo cambian los precios, cómo se juega a esto del Revenue y cómo maximizamos el beneficio de una reserva hotelera. Nos hiciste pasar un rato muy agradable a la vez que todos aprendimos mucho. ¡Miles de gracias!

Elisa Robles Ana Bastidas

Que una argentina conozca hasta el último rincón de la comarca de Guadix sólo puede tener un nombre, Natalia Guidoni. La mayor experta en turismo en la zona, y sin lugar a dudas, la que más pasión trasmite, porque otra cosa quizás no, pero Natalia trasmite pasión por el turismo en la zona. Recuerdos de aquellos Fitur donde íbamos cargadas de folletos en nuestras maletas por el metro de Madrid e intentábamos ser “alguien” en la inmensidad de una feria de turismo internacional.

Promotora turística

Promotora turística

ç

 

 

 

 

 

 

 

Y dejo para el final a Rafael Frías, sólo porque por orden cronológico ha sido el último en intervenir. Porque a veces te cruzas con personas que son pura creatividad y energía, y ese es Rafa. Si tenía que buscar un experto en marketing y el turismo, ese era Viajes con Humor. Porque esa pasión no la pierdas nunca. Gracias por enseñarnos a ver el humor en los viajes. Porque recorrerte 500km sólo para dar una charla de dos horas, es de quitarse el sombrero.

marketing

Porque no hay nada mejor que las sinergias, el “pedir favores” a los amigos(y estar disponible para devolverlos en cualquier momento 😉 ) y porque el Networking que tanto está de moda no es nada más y nada menos que esto:

El coger el teléfono proponer un encuentro y haberos tenido aquí.

Un verdadero placer.

Gracias a los cuatro.

No sabes lo que es FITUR, II parte


Existen “perlas” perdidas en las hemerotecas de Internet que merece la pena rescatar y reflexionar sobre éstas. Este post que ahora os traigo versa sobre una de estas declaraciones sobre las que hay que reflexionar. Para poneros en antecedentes no te pierdas mi anterior post de para qué sirve FITUR.

Profesionalhoreca-Fitur-2015

Al final del mes pasado, y coincidiendo con la Feria Internacional de Turismo de Madrid, #Fitur2015, hicimos una tarea de clase donde el alumnado tenía que seleccionar diferentes noticias relacionadas con la feria y dar su opinión al respecto. Corrigiendo dichas tareas me encontré con el audio sobre el cual va este post.

La reflexión de un alcalde sobre su asistencia a #Fitur2009 son de esas que cualquier experto en marketing turístico no debería dejar pasar sin que algo en su interior se remueva y quiera ponerse como loco a escribir.

Para saber más sobre lo que os hablo, pincha el siguiente link donde está volcado el audio.

radio Fitur

Dichas declaraciones versan sobre si la comarca de Guadix debe plantearse ir sola o bajo el paraguas del Patronato Provincial de Turismo de Granada, a una feria de turismo como Fitur. Todo esto se basa en los siguientes argumentos.

“Cuatro perlas turísticas”

1) “La inversión que se necesita no va pareja con la realidad”. ¿Qué inversión se ha realizado? Un ole por esa gente que piensa que en Fitur “gana” quien tenga el stand más grande. Eso de los contactos, las reuniones con las mayoristas, el análisis de los competidores, las ideas, etc,. son pequeñeces comparadas con un buen stand. (véase tono irónico al máximo) 😉

2) “La comarca de Guadix es una de las más bonitas de Granada, nos duele que nos utilice el patronato de turismo de Granada y luego nos deje en un rincón”. ¿En un rincón? En el pabellón de turismo andaluz están representadas las ocho provincias andaluzas a través de sus patronatos provinciales de turismo. El de Granada, como el resto de provincias, lleva los diferentes productos y/o macrozonas turísticas que tiene la provincia, entre ella, la de Guadix. No estoy poniendo en duda la belleza de la comarca, porque es evidente. Lo que sí pongo en duda es que tenga que estar “por encima” del resto de comarcas.

3) “Otras ciudades que no tienen nada, cuatro cosas mal puestas, tienen más presencia en Fitur que Guadix y su comarca”  ¿Cuatro cosas mal puestas? ¡Qué soberbia en esas palabras! ¿A qué llamamos recursos turísticos? ¿Quién es el qué decide si algo está bien o mal puesto? ¿qué es el interés turístico? Lo que está claro es que no recibe turismo la región que tenga más recursos, sino la región que mejor sepa gestionarlos (y comercializarlos).

4) Si por si algo se conoce Granada es por su Alhambra y las cuevas de Guadix, lo demás es aleatorio, pero las cuevas de Guadix son los que más vende fuera de Granada ¿De verdad? Pero, ¿de verdad que lo que más se conoce de la provincia junto con La Alhambra sean las cuevas de Guadix? ¿y Sierra Nevada? ¿Y la Alpujarra? ¿Y la costa? ¿Y el Altiplano? A veces deberíamos basarnos en datos estadísticos cuando lanzamos sentencias como dicha frase.  ¿Las cuevas de Guadix se conocen en todo el territorio nacional? Y, ¿qué es eso de que todo lo demás es aleatorio? Teniendo La Alhambra y las Cuevas que nos quiten lo demás. Permitidme que no esté nada de acuerdo con esta reflexión.

fitur 2015 andalcía

Quiero dejar como aclaración que estas palabras son de la comarca de referencia porque estamos trabajando en esta zona, pero que podrían ser de cualquier población nacional. Esto convencida de todo esto es consecuencia de diferentes colores políticos en Ayuntamiento,Diputación y Junta.

Desde mi punto de vista, Fitur ha pasado de ser una Feria Internacional de Turismo a ser una Feria política local.

Luego nos preguntamos por qué no funciona el turismo, por qué la gente no viene o por qué no repite.

A ver si empezamos a pensar de manera más global y no tan localista. 

 

 

Regálate Granada


En el post anterior os proponía la idea de regalar experiencias para la Navidad. Experiencias cuya base era el turismo local.

Regalar turismo como una forma de actividad cultural y de acercamiento con la persona a la que le estás descubriendo los pequeños encantos de los lugares que nos envuelven.

Campañas de promoción turística como #TuMejorTú de Turismo Andaluz animan a sacar lo mejor d ti cuando visitas Andalucía. Sin lugar a dudas, tu mejor tú sale cuando estás de vacaciones, cuando compartes tiempo con una persona especial, o viajas dentro de tu localidad, porque eso de ser excursionista en tu propia ciudad tiene cantidad de ventajas.

Tu mejor tú sale en los mejores lugares. No lo dudes, tienes un mejor tú que está deseando salir 😉 No lo dejes encerrado.

Ahora te propongo que te regales Granada, en forma de turismo, en forma de experiencia viajera. Para no perder detalle pincha el siguiente enlace. (También te aconsejo que lo completes con el post de “Qué hacer en Semana Santa en Granada a bajo coste”)

* Regala sueños. La mejor forma de ver un sueño es mirando al cielo y pensando en todo lo bueno que está por ocurrir. Observar las estrellas como una forma de turismo puede ser de esas experiencias que sin lugar a dudas sorprenderán. Aquí encontrar tantos lugares sin contaminación lumínica que contemplar el cielo estrellado será un auténtico placer.

*Regala sabores. ¡Qué nos gusta una buena mesa! Regala esas experiencia gastronómica, esos sabores tradicionales. Una cena especial, una comida de amigos, la visita a alguna de las Bodegas que nos rodean puede ser de esas experiencia digna de los que amantes de los productos de la tierra.

*Regala marcha. Para los que siempre quieren tener algo que hacer. Te propongo 365 en la provincia de Granada. Bailando, riendo, cantando, saltando,… ¿Qué no te lo crees? El ocio es la mejor pareja para Granada, seguro que encuentras aquel que más de adapte a lo que quieres regalar. 😉

*Regala actividad. Empezar el 2015 sin parar. Haz turismo activo. Regala la experiencia de sobrevolar tu ciudad en Globo, de navegar en pantanos en entornos únicos.

*Regala historia: Aquí sí que tendrás mil historias para sorprender. Desde una famosa ciudad palatina hasta unos restos Íberos. Desde un castillo a un Museo que te enseñará quiénes cómo eran tus antecesores. Regalar historia de la provincia de Granada, puede ser la mejor manera de conocerte a ti mismo y entender el por qué en esta provincia hasta las piedras tienes mil y una historia que contarte.

*Regala bienestar. ¿Qué te parece un baño al estilo hamman? ¿Un balneario con aguas Mineromedicionales? Aguas en el interior de la tierra que te invitan a relajarte y recargar pilas para hacer lo que te propongas. Ni te imaginas lo feliz que harás a alguien regalando un chapuzón en alguno de estos lugares.

*Regala naturaleza; Rodeada de 5 parques naturales, un Parque Nacional y diferentes Sierras y Parajes Naturales. No te será fácil elegir dónde ir para disfrutar de una naturaleza tan en estado salvaje que no querrás volver al mundo urbano.

*Regala sonrisas. Eso ya te lo dejo a ti. Los lugares no sonríen solos, te necesitan a ti.

 Y a ti, ¿Qué prefieres que te regalen? Yo lo tengo claro, que me regalen Granada 🙂 ¡Felices Fiestas!

Regala Granada

 

Regala turismo en Navidad


Después de una temporada en que  mi mente no ha estado lo suficiente “despejada” para escribir, vuelvo a este espacio para compartir esas pequeñas cosas de turismo y de marketing, del mundo online (y offline).

Llegan esa época en el que todos regalamos , y yo me pregunto: ¿por qué no regalar momentos? ¿por qué no experimentar el placer de ser turista en tu propia ciudad? ¿has probado regalar tiempo con esas personas que significan algo en tu vida?

Te propongo redescubrir tu tierra, tus sabores, tus tradiciones,… y si puedes, descubre nuevos sabores, tierras y tradiciones, más lejos o a la vuelta de la esquina. Pero experimenta y mira las cosas desde otra perspectiva, te sorprenderás los lugares tan bonitos que hay a tu alrededor y que seguro no conoces.

A mi me gusta que me regalen momentos, experiencias, destinos con encanto, de esos regalos sencillos,como una puesta de sol, una excursión por la montaña, una cena de amigas o un pescaíto frito en la plaza de un pueblo.

Mercados-Navideños-en-París

¿No sabes qué regalar? Coge tu cámara, inmortaliza un lugar mágico, ponle un “lacito” y regálalo para Reyes.

Ya dará igual que tu presupuesto sea bajito, porque puedes regalar un sendero por los Castaños y Los Molinos de Lanteira, en la bonita zona del Marquesado del Zenete,… pero también puedes regalar un fin de semana en un Parador o una cena en un Carmen granadino, aunque para estas opciones ya tienes que rascarte el bolsillo. Es lo que tiene el “turismo”, que está al alcance de todas las carteras. 😉

Porque regalar “TURISMO”, así con mayúsculas, es regalar experiencias, maneras de compartir la vida. Es disfrutar de un nuevo acento, de una fiesta curiosa o de unas vistas impresionantes.

Pero hacer turismo es algo más, viajar abre tu mente y tu espíritu y te muestra las cosas que realmente son importantes. Al fin y al cabo, nuestros recuerdos están llenos de viajes, de lugares que visitaste y te trasmitieron algo.

Por todo esto, regala experiencias, ya sean muy lejos, o muy cerca. Haz turismo, sólo o acompañado, descubrirás la vida en su estado puro.

La semana que viene os hablaré de opciones de turismo para regalar, pero mientras tanto,  ¿alguna propuesta? ¡Espero vuestros comentarios!

El turismo rural no funciona II Parte


En mi anterior post hablaba del Turismo Rural y porque desde mi humilde opinión creo que no funciona (por lo menos no como debería). Pincha aquí si quieres ver de qué estoy hablando.

Para demostrar que estoy en lo cierto, os explicaré el siguiente “experimento” que a pequeñas dimensiones llevé hace unas semanas a cabo desde la Agencias de Viajes Online en la cual trabajo.

Un cliente nos solicitó un alojamiento para un grupo de gente joven, alrededor de 30 personas, en la provincia de Granada, algún lugar al aire libre donde les ofrecieran a su vez alguna actividad de turismo activo, nada del otro mundo, algo de senderismo y poco más. Me puse en contacto con más de 30 alojamientos a través de correo electrónico, incluyendo asociaciones de turismo, patronatos,… ¿sabéis cuántas respuestas recibí? ¡Sólo una empresa me llamó por teléfono para explicarme que no tenían habitaciones suficientes para tantas personas! y para ofrecerse a contar con ellos en futuras colaboraciones, y tan sólo una, me contestó al email,…

Otra cosa que no entenderé es esto de contestar a los email pasada una semana ó más. Porque claro la necesidad de alojamiento que me demandaban era para dentro de pocas semanas. Resultado final; no se pudo ofrecer a los clientes más de dos opciones disponibles en el presupuesto por la escasez de respuestas recibidas.

Y todo esto ya se convierte en una auténtica aventura, cuando lo que pretendes es buscar los tan de moda “alojamientos con encanto“. Esos enamorados que buscan un hotelito donde pasar un finde inolvidable. No les importa mucho el destino, en ocasiones hasta están dispuestos a pagar más. Pero quieren algo diferenciador, algo que deje a tu pareja con la boca abierta y que piense que has escogido el regalo acertado.

Tener un alojamiento “con encanto” son todo ventajas para la empresa. El cliente no busca la estrellas (por lo que te ahorras un dinero en impuestos derivados de éstas), y te evitas en muchas ocasiones trabajar con agencias de viajes que se llevan gran parte de tu beneficio. El problema es que el cliente final sepa que existes y que por qué cobras mucho más caro, estando más lejos de la civilización y teniendo sólo un par de estrellas.

Por cierto, ¿Qué es para vosotros el “encanto”? ¿Y una experiencia turística?

¿Cuánto tardáis de media en buscar un alojamiento de estos “especiales” para sorprender a vuestra pareja? ¿Qué necesita el turismo rural si es que necesita algo?

casa rural

 

El turismo rural no funciona


Seguro que os estaréis preguntando a qué me refiero con esta afirmación tan rotunda. Yo me refiero a la dificultad que tiene una persona normal de encontrar un alojamiento rural en menos de una hora y que éste satisfaga sus necesidades.

Para ponerte en antecedentes te recomiendo;  “Qué necesita el Turismo Rural en Andalucía” y “Qué evitar para vender en turismo”. Pincha aquí

Salvemos las distancias, hay empresarios del sector que lo están haciendo muy bien. Que apuestan por el SEO, SEM, y que están dentro de las palabras claves que nos ofrece Adwords.

Lo que no llego a entender es como es tan complicado reservar un buen alojamiento rural sin tener que ser un experto en el destino.

Porque uno no tiene que ser un experto en Moscú, vamos, que no tienes ni que tener idea de Moscú, que acudes a Booking y en seguida tienes el mejor hotel justo en la Plaza Roja. Pero buscar una casita rural con encanto en el medio de la montaña, eso es todo una aventura.

Páginas Web que se hicieron seguramente con el dinero de alguna subvención y que después nunca nadie volvió a actualizar. Correos electrónicos que más que electrónicos, parecen postales, de lo que tardan en ser respondidos (eso, en el mejor de los casos). Precios sin actualizar. Y un sinfín de etcétera.

Y aún así a veces me pregunto cómo ciertos clientes encuentran ciertos alojamientos. A veces por una casualidad, a veces porque han hecho una labor de marketing digna de quitarse el sombrero.

Señores empresarios, ya que han hecho el gasto de constituir una empresa de alojamiento rural que seguro les ha costado una “pasta”, guarden algo para eso que se llama Marketing, y déjenlo a los expertos. No se puede hacer de todo y menos, saber de todo.

casacueva

¿Para qué sirve un Agente de Viajes?


Hace unos días leía el siguiente artículo de Hosteltur, que me animó a escribir este post que ahora os muestro. (Pincha aquí).

La figura del agente de viajes tradicional, ese que se sabía de memoria todas las siglas de los aeropuertos y ciudades en AMADEUS, aquel que usaba este programa tipo MS-DOS (que nos sonará sólo a los que tenemos ya unos añitos), una pantalla en negro donde veías vuelos y sus conexiones. Era como un código secreto. El que quería viajar tenía que acudir a la agencia, para que esa persona que trabajaba en la oficina tecleara esos códigos mágicos que le dieran acceso al vuelo de sus sueños.

Mundo

Eso señores, ha cambiado. Lo último que acude un cliente a una agencia es para un vuelo, a no ser que sea uno de esos vuelos complicados, con escalas imposibles, que entonces sí acudes a la Agencia, pero mostrando al pobre agente que lo has visto más barato en Internet. Entonces, a mi, en ese momento, me surgía esa pregunta, ¿y si lo has visto más barato en Internet por qué no lo ha comprado? pregunta claro está, se quedaba en mis adentros.

Siguiendo este hilo, te aconsejo que mires mi post anterior.

Así, en definitiva, un agente de viajes sirve para ahorrarte muchos, pero que muchos “marrones” y yo ya por eso, pago lo que haga falta 😉

  • Cambiar un vuelo en una compañía de bajo coste
  • Modificar una reserva con una tarifa no reembolsable

  • Hacerte un presupuesto con los mejores hoteles para alojarte

  • Comprar un billete de avión con unas conexiones imposibles

  • Asesorarte de los trámites legales para entrar a cualquier país

  • Así como todo aquello que se te ocurra. Esto es lo bueno (y lo malo) de un agente de viajes, y es que su trabajo rara vez es monótomo.

Por lo tanto, no lo dudéis, preguntad a un agente de viajes, os puede ahorrar tiempo y os dará la mejor opción para lo que estáis buscando. Además, de la tranquilidad de ante cualquier problema, hacer una llamada telefónica y solventar todos tus problemas.

Cosas que tienes que evitar si quieres vender en turismo


Hoy os indico unos pasos muy sencillos que deberíamos evitar hacer a la hora de vender servicios turísticos.

1) El Turismo no funciona como el resto de sectores. Estamos hablando del sector servicios. Hasta que no entendamos esto mal vamos. Seguramente si usted va a comprar bolígrafos hoy tendrán el mismo precio que mañana. A no ser, claro está, que sea la última librería de la zona y que una estampida de niños hayan decidido acabar con las existencias de material escolar, que entonces, con un poquito de sentido común del tendero, segurito que sube el precio. Pues igual pasa en turismo, lo que hoy vale 1 mañana puede valer 100, así por arte de magia, e incluso puede que valga 0.

2) Aprende a copiar. Como en el cole cuando te copiabas de tu compi y te faltaba poner su nombre y apellidos. Si te vas a copiar de una idea empresarial, una idea de venta, usa un poco tu originalidad y adaptalo a lo que tu vendes.

3) ¡¡¡FOTOS, FOTOS, FOTOS!! Así, como mayúsculas. Volvemos a hablar de productos intangibles. Por favor, por lo que más queráis, un poco de cuidado con las fotos del negocio en la Red así cómo la del material impreso. De los folletos ya hablaré otro día, porque son para llorar. Cualquier marketero y/o experto en turismo saldría corriendo al ver cómo hay empresas que ellas mismas son capaces de echarse piedras en su tejado con las imágenes que muestran. Por favor (y ya va el segundo por favor), si ponemos una fotografía de una chimenea que este encendida y no sean sólo cenizas, puertas abiertas (no con la cortinita de macarrones!), platos con comida, árboles y flores en primavera, también el otoño puede ser bonito, pero si tu cortijo está en una zona poco verde no aproveches para hacer las fotos en verano a la “naturaleza muerta”, porque esto no es un “bodegón”.

4) Vender todo el rato. O por lo menos que sea tan palpable. Vender tienes que vender porque para eso has creado un producto turístico, pero esto no es el “camión del tapicero” y no se trata de estar en facebook publicando la misma oferta plana, mañana, tarde y noche. ¡No! Que la gente acudimos a las redes sociales por ocio y diversión, a veces en plan profesional pero no es un mercadillo que gana el que más grite y más a menudo diga lo estupendo que es.

En Turismo, lo que ideal es que los demás digas que somos buenos, no nosotros.

facebook-turismo

5) Llevar una estrategia online sin tener estrategia de marketing offline. ¿Qué vendemos? ¿Quiénes son nuestros clientes? Una vez me dijo un empresario, que le valía cualquier cliente, que el que se gastara el dinero en su negocio ese era su cliente. Por favor, y este ya por última vez, empecemos con un Plan de Empresa, unas estrategias, un lápiz y un papel, para aquellos que todavía se niegan o no saber lo que es “la nube”, pero poned por escrito; quiénes sois como empresa, qué queréis conseguir y qué estáis dispuestos a sacrificar.

 

A la pelea por el mejor precio


Conozco familias que el simple hecho de preparar sus vacaciones les genera un estado de tensión que es digno de estudiar. Y todo esto esto es por alcanzar el mejor precio posible. En época estival tenemos la televisión llena de anuncios que te dicen que “no seas tonto” y que si buscas, encontraras el mejor precio.

Así que buscar un viaje, incluso una noche en un hotel, se ha convertido en un trabajo casi de chinos. Por un lado, hacemos una búsqueda de los hoteles del lugar, nos vamos al gigante de los hoteles, a nuestro amigo “Booking” que es evidente que si existes tienes que estar en esa mayorista online, sino, es que no eres nadie. Por otro lado, abrimos la página del hotel, por si tienen una oferta mejor y para comparar fotografías (pero si son las mismas que en Booking!). Abrimos otra pestaña para ver qué se opina del lugar en comunidades virtuales, aquí TripAdvisor se lleva la palma. Así que te pones como loco a leer todo lo que del hotel se dice, y te vuelves cada vez más loco cuando te das cuenta que un mismo hotel es amado por unos y odiado por otros,… (Para saber más pincha aquí). Paralelamente accedes a mayoristas, metabuscadores de viajes, que te comparan todo. Y allí estás tú, que te vas 24 horas fuera de tu casa e inviertes cuatro en buscar un hotel. Y esto con suerte, que tengas ya el destino elegido, porque sino amigos, esto ya si que sería un sumar de horas.

trivago

Todo el mundo está muy viajado, es una frase que los turistas dicen mucho “yo he estado en muchos lugares y esto es la primera vez que me pasa”. “¿En serio señora que es la primera vez que le piden la tarjeta de crédito para formalizar una reserva?” “En serio, que no sabe que una habitación doble tiene sólo dos camas y que no puede meter a sus hijos de 2 y 4 años por el mismo precio”. “En serio, pero de verdad, muy en serio, que es la primera vez que le cobran por dejar el coche en el parking del hotel”.  Pero claro, “estamos muy viajados” ;).

Antes, en los orígenes del turismo, el viajar era cultura, era abrirte la mente, era signo de estatus y por lo tanto de educación. Ahora en ocasiones, lo dudo mucho.

Pero por favor, no olvidemos el verdadero origen de la palabra “viajar“. Viajar para liberar tensiones, para descansar, para salir de fiesta, para estar en familia, para aprender, para recuperar la pasión perdida, para conocerte a ti mismo, para valorar lo importante de la vida.

Ahora te toca a ti si decides vivir una experiencia o decides tener el viaje más barato. ¿Qué por qué no se pueden unir ambas? Créeme, se puede pero te llevará horas comprobarlo.

¿Qué es para ti una experiencia turística?


Últimamente está más de moda que nunca el término “experiencia”. Ya no hacemos turismo, ya no visitamos lugares, ya no comemos un plato nuevo, ahora lo que hacemos es vivir una experiencia. Pero, ¿eso no es lo que hacíamos antes?.

Ahora queremos ser viajeros, contadle a los demás que mis vacaciones han sido diferentes, porque señores, lo he conseguido, he tenido una gran experiencia turística. Y de acuerdo con esto salen empresas por todos lados que se comprometen a venderte una experiencia. Lo que sea, porque claro, cualquier cosa es una experiencia. Desde ir a echarle de comer a las palomas a comer un plato de fabada hecho por la abuela de la “asturiana”.

Lo que está claro es que ya no vamos a un hotel para dormir en una cama, que para eso ya tengo una en mi casa, vamos a un hotel para que nos sorprendan. Todo el rato. Gran reto el que tienen ahora los hoteleros para adaptarse a estos exigentes turistas. Y, claro está, una vez que me han sorprendido la siguiente vez querré más y así mil veces más.

respirar

Entonces, ¿Qué significa para mi tener una experiencia turística?

 

1) Lo primero, es que mis expectativas se vean cumplidas. Para lo bueno, evidentemente. Sino, mal empezamos.

2) Es un trato humano. El turismo son personas, y éstas harán de tu viaje un momento más especial. Por lo tanto, habrá que invertir en buenos profesionales y cuidarlos, cuidarlos mucho para que no se vayan.

3) Es alejarme del turismo de masas y descubrir lo genuino del lugar. Es volver a ser un viajero. Difícil, muy difícil en la era de la globalización. Hacer turismo, siempre te cambia, y te cambia para mejor.

4) Sorprenderme. Antes hablaba de satisfacer las expectativas, y ahora hablo de algo más. Sólo superando las expectativas conseguiremos fidelizar a un cliente. Aquí los detalles marcan la diferencia. Mi consejo: Invierte en detalles, invierte en personas y ponle mucho, pero que mucho corazón a todo.

5) Una experiencia es un sentimiento. Es una forma de ver la vida. Una forma de vivir. Por lo tanto, experiencias habrá miles, ¡millones diría yo! Dependerá de la persona y de lo que nos haga.

¿Y para ti ?¿A qué llamas experiencia turística?